Broncoespasmo

INTRODUCCIÓN

El bronquio es un órgano tubular cuya función es transportar el aire inspirado a los alvéolos pulmonares, y desde éstos al exterior para ser espirado.

Con el broncoespasmo, entra menos aire al pulmón, apareciendo un aumento de la frecuencia respiratoria (taquipnea) y tos.

Imagen

 

DEFINICIÓN

El broncoespasmo es la máxima expresión de la hiperreactividad bronquial. Se traduce clínicamente por disnea, tos, “pitos”, auscultándose roncus y sibilancias, y suele ser reversible.

ETIOLOGÍA

La inflamación es el sustrato patogénico de la enfermedad asmática. La inflamación bronquial está inducida por la sensibilidad y subsiguiente exposición a alergenos ambientales, (ácaros del polvo, pólenes, esporas de hongos, etc.). En el asma del adulto, el elemento inductor es desconocido.

FISIOPATOLOGÍA

Las consecuencias fisiológicas de la obstrucción al flujo de aire son: el aumento de la resistencia en las vías aéreas, la disminución del flujo pico, el atrapamiento de aire, el aumento de la presión en las vías aéreas, trastorno de la ventilación perfusión, la hipoxemia, la hipercapnia, aumento del trabajo respiratorio, pulso paradójico y fatiga de los músculos respiratorios y fallo ventilatorio.

En el asma coexisten factores desencadenantes genéticos y ambientales.

Factores desencadenantes  

Hay determinados agentes desencadenantes del asma bronquial: Fármacos: (AINES, β-bloqueantes o vagolíticos, sedantes); ejercicio físico; sustancias irritantes; aditivos; reflujo gastroesofágico; infecciones virales; factores emocionales; factores laborales y enfermedades concomitantes.

Patogenia

El sustrato patogénico del asma bronquial es el proceso inflamatorio subyacente.

Se manifiesta con tos, espiración prolongada, sibilancias y disnea.

Se puede describir en tres fases:

• Fase temprana: broncospasmo.

• Fase tardía: edema e hiperreacción bronquial.

• Fase crónica: daño epitelial, hiperreactividad bronquial y mucho moco.

CLÍNICA

Signos y síntomas

• Los signos físicos indicadores de asma grave son los

siguientes: taquipnea, pulso paradójico, uso de los músculos accesorios, diaforesis y rechazo al decúbito, silencio auscultatorio, cianosis y, por último, alteración del estado mental, agotamiento físico e hipotensión arterial.

• Los síntomas son más frecuentes durante la noche o la mañana: disnea paroxística, sibilancias, tos crónica y expectoración.

Exploraciones complementarias

La mayoría de las crisis asmáticas no requerirán pruebas complementarias, habiendo que realizar una valoración individualizada de dichas pruebas.

Curso clínico

Al empeorar el broncoespasmo y la inflamación de las vías aéreas, disminuye la capacidad del paciente para espirar, provocando, trastornos de la ventilación y de la oxigenación, apareciendo hipoxemia, hiperinsuflación pulmonar y aumento de la resistencia al flujo inspiratorio, que intensifica el trabajo respiratorio.

Pronóstico

Hay evidencias morfológicas, funcionales y epidemiológicas, que demuestran que el asma bronquial mal tratados, produce alteraciones permanentes de la vía aérea con obstrucción bronquial crónica (OCFA).

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico clínico del asma debe estar basado en: la historia clínica y sintomatología, el examen físico y las medidas de la función pulmonar.

Criterios diagnósticos

Historia clínica y sintomatología

En todos los casos deberá recogerse la edad de inicio de

los síntomas, frecuencia e intensidad de las crisis, estímulos

capaces de provocarlos y los tratamientos previos, así como

los antecedentes personales y familiares de atopia.

Examen físico

Siempre se realizará la toma de constantes vitales, pulsioximetría y comprobar la permeabilidad de la vía respiratoria y ventilación.

La exploración física: el tipo de respiración, la presencia

o ausencia de sibilancias, la utilización de los músculos accesorios, las alteraciones en la exploración cardiovascular y el nivel de conciencia.

Medidas de la función pulmonar

Las dos medidas utilizadas son FEV1/FVC (volumen espiratorio forzado en el primer segundo de la capacidad vital forzada) y PEF.

• La obstrucción se define a partir de la reducción de la relación FEV1/FVC, < 75% en adultos y de un 85% en niños indica una limitación del flujo aéreo.

• La medida del PEF indica el grado de severidad del asma a través de días, semanas o meses.

Diagnóstico diferencial

Se debe realizar un diagnóstico diferencial con determinadas enfermedades cardiopulmonares (IVI), drogas, otras enfermedades pulmonares (OCFA, tumores, TEP, neumonías.), anemia y trastornos psicológicos.

TRATAMIENTO

Acciones de sostén

Reposo, monitorización de constantes, canalización de vena periférica, sonda vesical, oxigenoterapia, hidratación y fisioterapia torácica y postural.

Tratamiento de la exacerbación asmática grave

• O2: FiO2 de 35-60% para lograr una SatO2 ≥ 92%.

• β2-adrenérgicos (terbutalina o salbutamol) por vía inhalatoria.

Las dosis recomendadas son:

– Terbutalina 10 mg diluidos en 3 mL de suero fisiológico.

– Salbutamol 5 mg diluidos en 3 mL de suero fisiológico.

La dosis se puede repetir cada 20 minutos, en total 3 dosis en 1 hora.

Los β-adrenérgicos se pueden administrar también mediante el uso de cartuchos presurizados unidos a una cámara de inhalación.

• Anticolinérgicos:

– Bromuro de ipratropio. Mezclar 1 ampolla de 250 µg de bromuro de ipratropio a 4 mL de salino y 5 mg de salbutamol en nebulización.

• Corticoides sistémicos a dosis importantes:

– Hidrocortisona: bolus de 200 mg/4-6 h.

– Metilprednisolona: 1-2 mg/kg (80-120 mg) en bolus i.v. seguido de 60-80 mg i.v. cada 6-12 h durante 3-7 días.

– Adrenalina (en pacientes menores de 35 años y sin antecedentes de cardiopatía) a dosis de 0,3 mL vía s.c. (repetir cada 20 minutos hasta 3 dosis).

 

COMPLICACIONES

Por la intensidad de la tos se pueden producir: neumotórax y enfisema mediastínico, corpulmonale, bronquiestasias, deformaciones torácicas, OCFA en asma intrínseca, siendo el estatus asmático la complicación más severa.

TOMA DE DECISIONES EN URGENCIA

La toma de decisiones dependerá de la respuesta al tratamiento.

• Los pacientes con buena respuesta al tratamiento (PEF > 70%) serán dados de alta, recomendando β-adrenérgicos y corticoides orales.

• Si la respuesta al tratamiento después de 2 horas es inadecuada, el paciente debe ser ingresado en el hospital.

• Aquellos pacientes en que, a pesar de los β inhaladores, los corticoides por vía sistémica y las otras medidas, continúan con un PEF < 70%, taquipnea, pulso paradójico, SatO2 baja e hipercapnia, ingresarán en UCI.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

– Asma Bronquial. Enfoque intensivo. Hospital Universitario Calixto García. Unidad de Cuidados Intensivos.

– Chalhub M, Saldias F. Asma Bronquial. En: Temas de Medicina Interna. Abril 2001.

– Jurado Gámez B, Martín Pérez MA, Calderón de la Barca Gázquez JM, Jiménez Murillo L. Crisis Asmática. Protocolos de Actuación en Medicina de Urgencias. Madrid: Mosby/Doyma 1995.

– Moya Mir MS. Insuficiencia Respiratoria. Normas de Actuación en Urgencias. 3ª ed. Madrid: Panamericana; 2005.

Acerca de Enfermeria Mexico

La Enfermería es la ciencia del cuidado de la salud del ser humano. Es una base de disciplina que en el último siglo y particularmente en los últimos años ha ido definiendo cada vez más sus acciones dentro de las ciencias de la salud, hoy queremos navegar por la web y fortalecer los conocimientos y ser excelentes en nuestra brillante labor.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Queremos Saber quien es Usted

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s