Artroscopia

Descripción

La artroscopia es una técnica diagnóstica que permite visualizar directamente las estructuras internas de una articulación mediante un endoscopio especial (artroscopio). También se emplea para efectuar intervenciones quirúrgicas intraarticulares, como biopsias, extirpación de meniscos o cuerpos extraños, etc. Se utiliza sobre todo en la rodilla, el hombro, el codo y la muñeca, aunque puede aplicarse en otras articulaciones.

Técnica

• El procedimiento se efectúa en quirófano, bajo rigurosas condiciones de asepsia y con anestesia local, epidural o general según la articulación, a fin de conseguir su completa relajación.

• El artroscopio se introduce a través de una pequeña incisión en la piel de la zona, y para proceder a la observación de las estruc- turas intraarticulares se conecta al tubo un sistema de irrigación con líquido esteriliza- do y otro de drenaje (manteniendo así un circuito permanente de aspiración), una len- te y una fuente de luz.

• Si se trata de una intervención quirúrgica, se introduce el instrumental a través del tubo del artroscopio, o bien por otra incisión cer- cana a la primera.

 

Consideraciones de enfermería

Tranquilícese a la persona, explicándole los pasos de la exploración o tratamiento y su finalidad.

La persona debe firmar un consentimiento informado. Además, debe hacer las previsiones relacionadas con sus actividades de la vida diaria inmediatamente después de la intervención.

•Procédase a rasurar y aseptizar la zona previamente a la técnica.

Manténgase a la persona en ayunas hasta la realización de la prueba, como mínimo 12 horas antes.

 

Durante el curso de la prueba deben controlarse y registrarse los signos vitales, el nivel de conciencia y la función neurovascular distal a la zona.

Colóquese la extremidad en posición anti edema, con la articulación en extensión.

Practíquese un vendaje compresivo o inmovilizador, según la técnica practicada y las indicaciones médicas.

Manténgase a la persona en reposo absoluto durante el tiempo prescrito.

Se recomienda, habitualmente, el uso de hielo después de la artroscopia para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.

La incisión realizada para insertar el artroscopio es muy pequeña, y es posible que no sea necesario el uso de suturas.

La actividad normal se debe reanudar después de algunos días.

Se puede recomendar la fisioterapia.

Si es preciso, instrúyase a la persona sobre el uso de muletas y las medidas oportunas para la recuperación funcional de la articulación. 

Acerca de Enfermeria Mexico

La Enfermería es la ciencia del cuidado de la salud del ser humano. Es una base de disciplina que en el último siglo y particularmente en los últimos años ha ido definiendo cada vez más sus acciones dentro de las ciencias de la salud, hoy queremos navegar por la web y fortalecer los conocimientos y ser excelentes en nuestra brillante labor.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Queremos Saber quien es Usted

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s